.

Miércoles, 05 Febrero 2014 13:49

La negación de la experiencia

Escrito por  Milvidas

Negacion de la experiencia 03Si quieres conseguir verdadero impacto cuando te comunicas con otros, empieza dándole espacio e importancia a las experiencias, los intereses, las emociones de los otros. No trates de imponer tu deseo o tu opinión por encima de la de ellos. Esto producirá rechazo y no escucharán nada de lo que les digas, por muy inteligente y “convincente” que tú creas que sea.

 

Lee en voz alta la siguiente frase y piensa qué sensación te producen las dos posibles respuestas: Un niño que le dice a su padre: “Papá, no me apetece hacer los deberes”. Respuestas:

Opción 1 - “Pues tienes que hacerlos porque tu obligación es estudiar, igual que la mía es trabajar”.

Opción 2 - “Lo sé. Entiendo perfectamente que no te apetezca hacerlos hijo, pero intenta no pensar en la cantidad de tiempo libre que vas a tener para jugar con tus juguetes preferidos en cuanto los termines”.

Si basamos nuestra comunicación en dar acogida a la experiencia que están viviendo los demás (actuación, decisión, emoción…) en vez de negarla, lo que provocamos es que tanto su parte consciente como subconsciente acepten más fácilmente una sugerencia por nuestra parte, y esto incrementa nuestras probabilidades de que nos escuchen e influir en ellos. Si no aceptamos la experiencia de los demás, levantarán internamente barreras defensivas tan altas, que no oirán ni escucharán nada que les digamos.

Re-encuadrar la experiencia

Como veníamos hablando en el blog del 29 de enero, sobre la conjunción adversativa pero”, y los efectos que produce, ha llegado el momento de añadir dos conjunciones más a esta lista: “y” (conjunción copulativa) y “sin embargo” (conjunción adversativa).

Elegir una u otra es de vital importancia en el impacto que produce nuestra comunicación en los demás. Imagina que digo: “Hoy hace un día estupendo, pero mañana lloverá”.

¿En qué parte de la frase se ha concentrado más tu atención? ¿En la de “Hoy hace un día estupendo”? o ¿en la de “mañana lloverá”?

La mayoría de la gente se concentraría en la segunda parte. Así que el estado de ánimo bajará, porque la buena noticia (hace un día estupendo) ha quedado anulada por ese “pero” y nos hemos quedado enganchados a la segunda parte: “mañana lloverá”.

Imagina esto otro ahora: “Hoy hace un día estupendo y mañana lloverá”. ¿En qué parte de la frase te has concentrado más ahora? Piénsalo. Vuelve a leerla en voz alta y sigue pensando. ¿Te está resultando un poco difícil elegir?

Eso es porque la conjunción copulativa “y” iguala el nivel de impacto o la importancia de aquello que une. Así que en este caso, prestamos atención a las dos partes de la frase, a las dos noticias que nos están dando, y ninguna pesa más que la otra. Es cierto que “hoy hace un día estupendo” (lo constato yo mismo) y, además, me alegro por ello y acepto que “mañana lloverá” (pues ya lo viviré mañana).

Imagina, por último, que digo: “Hoy hace un día estupendo, sin embargo, mañana lloverá”. ¿Qué ha causado más impacto en ti en esta última frase? Seguramente la primera parte, la del día estupendo, y dejamos en un segundo plano, que mañana lloverá.

Ahora que ya somos conscientes de cómo funcionan los “pero”, “y” y “sin embargo” ¿por qué es tan importante y qué tiene que ver con el re-encuadre de la experiencia? Es fundamental que aprendas a cambiar tu foco o el foco de los demás para conseguir tus objetivos. Piensa, por favor, en algo que desees mucho. Vamos a llamarlo “tu objetivo”, pero me gustaría que tú pudieras nombrarlo concretamente. Ahora, teniéndolo en la cabeza, prueba con estas 3 frases y dime cuál te hace sentir más motivado:

1.- “Quiero alcanzar mi objetivo pero tengo un problema”.

2.- “Quiero alcanzar mi objetivo y tengo un problema”.

3.- “Quiero alcanzar mi objetivo, sin embargo, tengo un problema”.

Alguna gente se ha acostumbrado a construir su realidad desde patrones lingüísticos muy negativos. Ayúdate y ayuda a los demás, reforzando los aspectos positivos de la experiencia.

El orden de la estructura

Para terminar nuestra entrada de hoy, queremos hacer un alto en la importancia que tiene el orden en que digamos las cosas. ¿Quieres motivarte o motivar a los demás? Pon en la primera parte de la frase el premio a conseguir. Por ejemplo: “Alcanzarás lo que te propongas si estás preparado para trabajar mucho y ser lo suficientemente constante”.

Esta es una afirmación muy positiva (“alcanzarás lo que te propongas”) y al estar unida con la conjunción “y” (en lugar de con “pero”) pone la segunda parte de una forma que más bien indica los recursos que necesitarás (trabajo y constancia) para alcanzar tu objetivo.

Invierte el orden ahora y mira qué pasa: “Si estás preparado para trabajar mucho y ser lo suficientemente constante, alcanzarás lo que te propongas”.

El impacto de la afirmación se ha debilitado mucho, porque a lo que suena es a que te están intentando convencer para que trabajes mucho y seas constante. Y luego “si eso”, “alcanzarás lo que te propongas”.

En el próximo blog, que publicaremos el 19 de febrero, hablaremos sobre las implicaciones que se pueden hacer con diferentes estructuras lingüísticas.

Gracias por compartir con nosotros tus comentarios.

 

5 comentarios

  • Enlace al Comentario Round Viernes, 21 Febrero 2014 13:26 publicado por Round

    interesante y útil.
    he empezado a aplicarlo y desde luego sueno diferente.

  • Enlace al Comentario Henry Round Viernes, 21 Febrero 2014 13:26 publicado por Henry Round

    interesante y útil.
    he empezado a aplicarlo y desde luego sueno diferente.

  • Enlace al Comentario Henry Round Viernes, 21 Febrero 2014 13:25 publicado por Henry Round

    interesante y útil.
    he empezado a aplicarlo y desde luego sueno diferente.

  • Enlace al Comentario Henry Round Viernes, 21 Febrero 2014 13:25 publicado por Henry Round

    interesante y útil.
    he empezado a aplicarlo y desde luego sueno diferente.

  • Enlace al Comentario Mónica Martes, 18 Febrero 2014 19:47 publicado por Mónica

    Muy buen post, muy interesante.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Sede España

milvidas madrid

Hora Madrid (GMT+1)

C/ Ana de Austria, 57 portal A 2ºB
.28050 Madrid (España)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(+34) 91 366 57 76
.(+34) 606 38 22 35

skype:milvidas

Sede Chile

Sede Milvidas Chile

Hora Santiago (GMT-4)

Avda. Gral Bustamante 24
.Oficina 4G
.Santiago de Chile

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(+56) 957 245 836

Sede Perú

Sede Milvidas Perú

Hora Lima (GMT-5)

C/ Com. Juan Moore 345
.Edif. Castel Fiori
.Dist. Miraflores
.Lima (perú)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(+51) 947 588 181

En el Blog

leer más

Newsletter

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Las "cookies" son esenciales para el funcionamiento de nuestra web y el sistema de estadísticas.

El uso de nuestro sitio web lleva implícita la aceptación del uso de cookies. Gracias por entenderlo. Saber más

Acepto