.

Miércoles, 19 Marzo 2014 10:37

Epilepsia televisiva: Influencia y Manipulación

Escrito por  Arancha Gayoso

manipulacionLa tarde del 16 de diciembre de 1997, millones de niños en Japón estaban sentados frente a su televisor viendo el capítulo número 38 de Pokémon. A los 20 minutos de haber empezado el capítulo, se muestra una escena en la que explota un cohete y empiezan a parpadear luces rojas y azules a una velocidad de 12 veces por segundo. A esto se añade otra escena en la que Picachu (otro de los personajes de la serie) lanza rayos intermitentes de sus ojos durante 5 segundos. Inmediatamente tras ver estas escenas, muchos niños comienzan a quejarse de dolores en la vista, dolores de cabeza, mareos y nauseas, vomitan. Algunos incluso llegan a tener convulsiones y otros quedan inconscientes.

Más de 700 niños son llevados al hospital con estos síntomas y aunque la mayoría de ellos se recuperan en las siguientes horas, 150 de ellos quedan ingresados y de éstos, 2 pequeños tuvieron que permanecer durante dos semanas en el hospital.

El Director de Programación de la Televisión de Tokyo, el Sr. Hironari Mori, confirmó que el episodio había pasado su inspección correspondiente y especulaba con que los problemas causados podrían haber sido debidos a temas técnicos en su presentación, aunque también añadió que si a él, como adulto, la visualización del episodio le había hecho parpadear y pestañear mucho, entendía que para un niño el efecto debía haber sido mayor.

1ª Pregunta: Si a nosotros como adultos, nos afecta / impacta algo, ¿por qué seguimos adelante sin pararnos a analizar con más profundidad las consecuencias que tienen en los niños las imágenes que transmiten los medios? 

El Dr. Yukio Fukuyama, un experto en epilepsia infantil, había hablado de la “epilepsia por fotosensibilidad”, precedente de lo que luego denominaría “epilepsia televisiva”, producida por los colores y luces tan brillantes, intermitentes y con efecto flash que producían los síntomas antes descritos en los niños que jugaban con videojuegos. Así que en los años 80, en Japón, ya se advertía del riesgo que generaba el uso de ciertos videojuegos; por lo tanto, cuando se emite el episodio de Pokémon, una década después, ya se conocía el fenómeno y sus efectos.

2ª pregunta: ¿Se nos olvidan las cosas por ineptitud o no se nos olvidan y las pasamos por alto en beneficio de otros intereses? 

La comunidad científica ha corroborado en muchas ocasiones que las luces emitidas de esta manera (flashes intermitentes) producen ataques de fotosensibildiad que terminan provocando estados alterados de consciencia. Las investigaciones hablan de que 1 de cada 4.000 personas son muy sensibles a este tipo de ataques.

Tras el incidente del episodio de Pokémon, la comunidad científica japonesa y los directivos de Tokyo TV establecieron una serie de normas para garantizar que nunca más volvería a suceder algo como lo ocurrido, con la emisión de un programa de dibujos animados dirigido al público infantil. Estas normas establecieron que:

Las imágenes intermitentes, especialmente aquellas en color rojo, no deberían parpadear más de 3 veces por segundo. Si la imagen no contiene rojo, el parpadeo no debería ser superior a 5 veces por segundo.

Las imágenes no deberían ser exhibidas por un plazo de tiempo superior a 2 segundos.

Las rayas, las espirales, y los círculos concéntricos no deberían ocupar una gran parte de la pantalla del televisor.

3ª Pregunta: ¿Se siguen respetando estas normas en la emisión de dibujos animados?

Con esto llegamos a que efectivamente la mente puede ser influida y manipulada por fuentes eléctricas – electrónicas tales como distintos haces de luz, vibraciones, ondas y, con éste, empezamos una serie de posts en los que hablaremos de diferentes tipos de influencia coercitiva y manipulación a la que se ha sometido y se somete actualmente a la humanidad.

En este sentido, podemos mencionar un primer trabajo que se hizo con fuentes electromagnéticas para el control de la mente y que está más ligado a nuestras tradiciones que los dibujos japoneses: el que realizó el Dr. José Delgado en Córdoba y conocido como “Matador with a radio stops wild bull”, es decir, “Torero con un transmisor frena a un toro bravo”.

El Dr. Jose Delgado, profesor de psicología de la Universidad de Yale y pionero en la tecnología de ESB (Estimulación electrónica del cerebro), creador del “estimo-receptor”, fue el conejillo de indias de su propio experimento, para el cual se puso delante de un toro y justo antes de que el toro embistiera, Delgado pulsaba el botón del transmisor que llevaba y conseguía frenar al toro en seco. Luego pulsaba otro botón y el toro giraba a su derecha y se retiraba. El toro obedecía las órdenes que llegaban a su cerebro a través de estímulos eléctricos que recibía en ciertas zonas cerebrales donde se habían implantado los cables. Con este experimento Delgado quería demostrar que si se podía frenar la agresividad y el impulso en los animales, también se podría hacer en los humanos.

El experimento lo podéis ver en este video de muy corta duración.

Todo esto nos lleva a una cuarta reflexión, si se puede frenar la agresividad y el impulso, ¿se puede despertar y aumentar?

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Sede España

milvidas madrid

Hora Madrid (GMT+1)

C/ Ana de Austria, 57 portal A 2ºB
.28050 Madrid (España)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(+34) 91 366 57 76
.(+34) 606 38 22 35

skype:milvidas

Sede Chile

Sede Milvidas Chile

Hora Santiago (GMT-4)

Avda. Gral Bustamante 24
.Oficina 4G
.Santiago de Chile

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(+56) 957 245 836

Sede Perú

Sede Milvidas Perú

Hora Lima (GMT-5)

C/ Com. Juan Moore 345
.Edif. Castel Fiori
.Dist. Miraflores
.Lima (perú)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(+51) 947 588 181

En el Blog

leer más

Newsletter

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Las "cookies" son esenciales para el funcionamiento de nuestra web y el sistema de estadísticas.

El uso de nuestro sitio web lleva implícita la aceptación del uso de cookies. Gracias por entenderlo. Saber más

Acepto